Seleccionar página

En este artículo vamos a considerar tres razones por las cuales deberíamos acudir al podólogo:

1-Prevención

La podología nos ayuda a prevenir muchos problemas de salud, no solo las patologías de los pies, sino también problemas a nivel de columna, cadera o rodilla. Por esta razón tratar a tiempo una mala pisada nos puede ayudar a prevenir la aparición de otras patologías.

2-Niños

Muchos niños acuden por primera vez al podólogo en su adolescencia, con patologías como el pie plano valgo, dedos en garra, problemas de columna entre otras patologías. En muchos de estos casos es tarde para corregir el problema, ya que el crecimiento del niño está finalizando, por esta razón es muy importante que los niños acudan al podólogo durante sus primeros años de vida, para poder detectar cualquier problema y de este modo poderlo corregir de forma adecuada.

3-Deportistas

Cada vez más, tanto en el deporte profesional como el aficionado, se exige la optimización del rendimiento, una recuperación inmediata de la lesión deportiva y a la vez la prevención de la misma. Si tenemos en cuenta que el pie es el gran protagonista en los deportes que interviene la carrera, salto y equilibrio; este le va conferir un papel primordial al ser el elemento anatómico que está en contacto con el suelo y por lo tanto el que más lesiones sufrirá. Además si presentamos unos pies mal estructurados o una mala pisada, esto hará que se transfieran lesiones en estructuras superiores, como son la rodilla, cadera o espalda. Por esta razón es imprescindible que los deportistas acudan por lo menos una vez al año al podólogo.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies